La Sociedad Occidental de Colibríes (Western Hummingbird Partnership – WHP) es una red en desarrollo de socios que colaboran para construir un programa de conservación de colibríes efectivo y sustentable mediante monitoreo, investigación, restauración/mejora de hábitat y esfuerzos de educación/extensión, todo basado en ciencia.  Los objetivos de WHP incluyen dar apoyo a proyectos, desarrollar programas y construir sociedades que  investiguen lo que los colibríes precisan para sobrevivir, reproducirse exitosamente y mantener poblaciones prósperas, y luego informar a los administradores de tierras, a aquellos quienes formulan políticas y al público para poder manejar los hábitats de forma que den apoyo a los colibríes y a sus comunidades. Además de influir directamente en la conservación de los colibríes y sus hábitats, WHP también puede contribuir a la potestad de una agencia para cumplir con objetivos/prioridades más amplios en beneficio de la conservación de los ecosistemas en general.

Existen indicaciones de que por lo menos algunas poblaciones de colibríes están en merma. Partners in Flight (PIF) ha identificado como especies que pertenecen a la Lista de Observación a tres de 13 migrantes neotropicales que se reproducen en EEUU y Canadá y pasan los inviernos en México—Colibrí de Costas (Calypte costae), Calíope (Stellula calliope) y Rufo (Selasphorus rufus)—y un cuarto —Lucifer (Calothorax lucifer)—como Especie de Servidumbre (Rich et al 2004).

Tomando como base los datos de la Encuesta de Aves en Reproducción desde mediados de la década de 1960, la población de Colibrí Rufo ha mermado en aproximadamente 63% y tanto PIF (Berlanga et al. 2010) como Audubon (National Audubon 2008) le consideran una especie común en importante declive. El USFWS 2008 Birds of Conservation Concern también ha incluido a los colibríes de Costas, Calíope, Lucifer y Rufo, así como al de Allen (Selasphorus sasin), de Garganta Azul (Lampornis clemenciae) y Colibrí de Vientre Canelo (Amazilia yucatanensis): siete especies a nivel nacional. En la recientemente publicada Visión Trinacional de PIF, se ha identificado a ocho más especies mexicanas como especies de alto interés para la conservación en Norte América (Berlanga et al. 2010). Éstas son: Coqueta Cresta Corta (Lophornis brachylophus), Ninfa del Bosque Mexicano (Thalurania ridgwayi), Colibrí de Cabeza Azul (Eupherusa cyanophrys), Colibrí Coliblanco (Eupherusa poliocerca), Colibrí Cola Hendida (Doricha eliza), Colibrí de Barbilla Esmeralda (Abeillia abeillei), Colibrí Garganta Rubí (Lamprolaima rhami) y Colibrí de Garganta Vino (Atthis ellioti). 

La Visión Trinacional de PIF considera que la especie con mayor declive de los bosques templados son aquellas aves que dependen en hábitat perturbado o de sucesión temprana.  Se hará necesario manejar bosques de varias edades, así como mantener regímenes de perturbación natural, como por ejemplo el fuego, para revertir el declive de varias aves del bosque (Berlanga et al. 2010). Ya que los colibríes dependen de bosques de varias edades para anidar y alimentarse, atender las necesidades de conservación podría proporcionar a los administradores de tierras un método para el desarrollo de mosaicos de bosques de varias edades e implementarlo con el valioso apoyo de diversidad de profesionales y voluntarios de conservación.  Por ende, WHP puede también contribuir a que una agencia, un administrador de tierra y/o terrateniente puedan cumplir con sus amplios objetivos/prioridades para conservación de los ecosistemas en general.

A pesar de su diversidad y gran popularidad entre los humanos, los colibríes han recibido relativamente poca atención desde el punto de vista de conservación.  Evidencia reciente que proviene de la Encuesta de Aves en Reproducción y otras fuentes sugiere declives preocupantes de algunas especies de colibríes que se reproducen en las regiones occidentales de los Estados Unidos y Canadá.


La misión del Servicio Forestal de Estados Unidos (United States Forest Service – USFS) es mantener la salud, diversidad y productividad de los bosques y pastizales de la nación para cumplir con las necesidades de las generaciones presentes y futuras. Bajo la Ley Nacional de Manejo de Bosques (NFMA), al Servicio Forestal se le indica “proporcionar lo necesario para la diversidad de las comunidades animales y vegetales, basándose en la sustentabilidad y capacidad del área específica para cumplir con los objetivos totales de usos múltiples” (P.L. 94-588, Sec 6 (g) (3) (B)). El Plan Estratégico para la Conservación de Aves de Tierra del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicado en enero de 2000 USDA, al que siguió la Orden Ejecutiva 13186 en 2001, incluye todos los objetivos de referencia para integrar la conservación de aves al manejo y planificación forestales.  Debido a que la mayoría de colibríes estadounidenses han fincado residencia en y dependen de los bosques, USFS es un importante socio para la conservación de los colibríes.  USFS actualmente maneja recursos en 191 millones de acres en toda el área de EEUU, pero depende en gran medida de tierras bajo otras prescripciones de terratenencia para dar apoyo a la conservación de especies compartidas, incluyendo aves migratorias.

El objetivo de WHP es colaborar al desarrollo de un programa de conservación efectivo que investigue qué precisan los colibríes para subsistir, reproducirse con éxito y mantener poblaciones viables, y luego informar a administradores de tierras y a quienes formulan políticas para que los hábitats puedan ser manejados de forma en que puedan ayudar a que prosperen los colibríes y sus comunidades ecológicas.  Lograremos esto mediante la edificación de sociedades y colaboración entre regiones de USFS en el Occidente, otras agencias gubernamentales, organizaciones no-lucrativas y universidades a nivel federal, estatal y provincial en Canadá, México y Estados Unidos.  Entre los programas de conservación desarrollados se incluirá monitoreo, investigación, restauración/mejora de hábitats y educación/extensión basados en ciencia. El hincapié en los colibríes, un grupo particularmente carismático de especies, contribuirá a la conservación de importantes hábitats y puede fungir como indicador de los impactos que ejerce en la vida silvestre el clima cambiante. Con socios claramente definidos y un enfoque adecuado, WHP tiene el potencial de ejercer impactos de conservación de amplio espectro.

Accordion Content
Accordion Content